jueves, mayo 12, 2011

Exposición realizada para las áreas REMPA de Andalucia


Aspecto general de una de las salas de la exposición


Trabajando en el diorama-cubo de ribera.


Diorama-cubo "Bosque mediterraneo", con multitud de replicas animales y de fauna, cada diorama lleva semanas de realización.

Detalle del diorama-cubo de "Bosque de ribera", cada uno de ellos cuenta con sonidos tipicos de ese ecosistema.

Edificio que acoje las exposiciones en el museo de las ciencias de Granada.

Acercar y dar a conocer los espacios naturales andaluces al gran público fue uno de los principales objetivos a cubrir cuando planeamos la proyección y ejecución de parte de la exposición temática sobre la RENPA (Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía).

Para conocer que es la RENPA...

Andalucía dispone de la red de espacios naturales protegidos más extensa de España. Actualmente la RENPA cuenta con 144 espacios declarados y representa un 34 % de toda la superficie del territorio andaluz.

Un espectacular recorrido de luz, imagen y sonido para conocer los principales ecosistemas andaluces con nuestros dioramas:

  • Podrás escuchar los sonidos del atardecer en una laguna litoral.

  • Descubrir la vida que se esconde en un desierto.

  • Descansar a la orilla de un río.

  • Experimentar el paso de las estaciones en el interior de un bosque mediterráneo.


DIORAMA: EL LITORAL
amanecer de primavera temprana en una marisma

00'00'' Es noche cerrada. En el horizonte oscuro de las marismas inundadas destacan los gruñidos, silbidos y matraqueos de calamones, gallaretas y rascones. Los sapos parteros silban en el fango y, desde lejos, llega el martilleo de las cigüeñuelas. Una malvasia desarrolla su peculiar secuencia de celo, a base de chapoteos, carraspeos y silbidos aflautados. El silencio deja un espacio sonoro para las ranas y las carreras y chapoteos de los patos. Hasta que, de pronto, poderosos y amplificados por la lámina de agua, que actúa sobre el sonido como un espejo, llegan los graznidos profundos de los gansos grises. Se aproxima una bandada de cientos, quizá miles de aves. De súbito, una focha sale corriendo a la carrera sobre el agua y es la señal de partida para un intenso trasiego de aves asustadas.

02'45'' Amanece un día frío sobre la lámina de agua gris, sobrevolada por una pareja de gansos, también grises. Trompetea una focha, estridula la buscarla unicolor, silban los archibebes, relinchan los zampullines, suspiran los porrones, gruñen los flamencos... Poco a poco, a medida que el sol naciente colorea el paisaje, el paisaje sonoro se llena de esos otros "colores" producidos por las aves.


DIORAMA: BOSQUE MEDITERRANEO
las cuatro estaciones

00'00'' Primavera. Asistimos a un extraño diálogo entre varios picos picapinos, en el vértice donde confluyen sus territorios. Desde el fondo del bosque, de las cuatro esquinas, llegan las voces melódicas de zorzales charlos y comunes, carboneros mosquiteros y pinzones.

01'57'' Verano. El canto del ruiseñor nos induce de lleno en la buena estación. En el calor del verano, las chicharas nos recuerdan el significado de la palabra "achicharrarse". Los milanos negros sobrevuelan la escena y una abubilla repite machacona su llamada, una doble nota persistente. Tanto o más que el arrullo de la tórtola.

04'00'' Otoño. La primera lluvia del otoño, la primera tormenta de septiembre: es tiempo de berrea. Atardece y las vaguadas y montes de todas las sierras de Andalucía se estremecen con los bramidos de los ciervos, que disputan, literalmente a voces y testarazos, por el privilegio de las hembras. El sonido ronco del gamo se añadirá unas semanas después. Los últimos grillos del año enmarcan también los repudios y gruñidos de una piara de jabalíes que hozan y rebuscan entre la hojarasca.

06'15'' Invierno. Silencio y viento frío de invierno. Hasta que un trompeteo lejano, seguido de otro y de mil más, anuncia la llegada de las grullas, envueltas en un temporal de lluvia. Se produce la señal que cierra el ciclo natural en los bosques.


DIORAMA: ZONAS ÁRIDAS
de la media tarde al crepúsculo

00'00'' A media tarde. Varios asisten a un diálogo entre perdices en un área de matorral aclarado. El zumbido de los insectos, junto con las voces enmarañadas de terreras, jilgueros y trigueros, nos hablan de una vegetación igualmente enmarañada. En el suelo, cerca de los pies, se repite el silbido rítmico de la codorniz. Todas las currucas de la espesura se incorporan a esta sinfonía de asperezas: carrasqueñas, tomilleras, rabilargas, cabecinegras, mirlonas... Saltan los saltamontes y se levanta una suave brisa que mece las copas.

02'53'' Cae la tarde. Al refrescar el ambiente cede el zumbido de los insectos. Los silbidos de mochuelos y alcaravanes anticipan la llegada de la oscuridad.

La codorniz se aproxima y se incorpora el matraqueo de los chotacabras pardos. A medida que los contornos se difuminan se enciende el concierto de los grillos. El chirrido escalofriante de la lechuza pone el punto final.


DIORAMA: AGUAS CONTINENTALES
paso del día

00'00'' Antes del alba, sobre la corriente fresca del río, corren las voces de garcetas, ruiseñores y anfibios. En la distancia unas cornejas despiertan en su dormidero. Ruiseñores bastardos y petirrojos son los primeros habitantes del día que cantan cuanto aún es de noche.

01'20'' Ya es de día. Un ratonero sobrevuela la escena, la oropéndola lanza un silbido aflautado y el cuco pronuncia su nombre en la lejanía. Las palomas torcaces ponen el contrapunto de su voz ronca y arrastrada.

02'02'' Varias garzas reales se aproximan graznando, con la noche tras de ellas. Al crotoreo de las cigüeñas del soto sigue el croar de las ranas, el estridular de los grillos y un diálogo de maullidos entre varios mochuelos. Los ladridos de un zorro en celo y la llamada del ruiseñor se expanden ahora por la noche.


ESPERO QUE VISITEIS LA EXPOSICIÓN Y LA DISFRUTEIS ESTA EN EL MUSEO DE LAS ARTES Y CIENCIAS DE GRANADA

No hay comentarios: